El transporte escolar de ésa epoca. Año 1921.
Pago Mis Cuentas Red Link VER INSTRUCTIVOS PARA LOS PAGOS IMPRESIÓN CUOTAS - SISTEMA ACADEMICO Cuotas: nueva forma de pago
 

De acuerdo a lo estipulado entre el Excmo. y Rmo. Sr. Obispo, Mons. Dr. Agustin Boneo y el Rdo. Hno. Jumaelien, este envió a Santa Fe, en fecha 13 de Septiembre de 1904 a los. Hnos. Jadére, Libier y Ambrosio como primer contingente de la nueva Comunidad que debía actuar en el Colegio Jobson. El Sr. Obispo los recibió con la mayor cordialidad y hasta tuvo la amable deferencia de invitarles a su mesa el día de la llegada. Quince días después, o sea el 28 del mes citado, arribó un segundo grupo, compuesto por los Hermanos Víctor, Cipriano y Jaime, y, finalmente, el personal quedó completado el 8 de Noviembre de ese mismo año con el arribo del primer Director, Rdo. Hno. Jenofonte, y cinco Hermanos más.

No escapó a la mirada perspicaz del inteligente Director lo inadecuado del local, la deficiencia del mobiliario y otras notables dificultades que se presentaban para emprender con éxito la obra educadora, siendo una de éstas la excentricidad en que se hallaba ubicado el Colegio y, por lo tanto, la incomodidad que tendrían los niños para concurrir a él, dado que ni había medios de comunicación; pero nada fue capaz de desalentarle, ni menos de arredrar su voluntad firme y decidida. Con una perseverancia, un tino y un manejo admirable de las cosas, lo dispuso y ordenó todo, de tal manera que muy en breve dejó el edificio en condiciones de prestar los mejores servicios, y otro tanto hizo con el mobiliario de que pudo disponer. De inmediato planeó los programas de estudios para los seis grados del primario y para un curso comercial anexo, de modo que todo quedó listo para iniciar las clases en los comienzos de Marzo de 1905. Antes de esta fecha había llegado otro contingente de Hermanos que elevó el número de la Comunidad a dieciocho miembros, lo que facilitó en gran manera el poder atender ampliamente todas las clases y otros servicios.

Con todo, en ese primer de ejercicio escolar el número de alumnos fue escaso, debido a dos causas principales: primero al fracaso de la anterior administración que había motivado el cierre del Colegio, y segundo a lo apartado que se encontraba éste del centro de la población, agravado, como se ha dicho, por los escasos medios de comunicación de que disponía la ciudad en aquél entonces. En vista, pues, de esta última deficiencia, la Dirección estableció un servicio de coches para el transporte de alumnos medio pupilos, sin que ello diera, por el momento, los resultados que se esperaban.

Como es fácil suponer, ese primer año de ejercicio en el apostolado, resultó precario para los Hermanos, siendo sus causas la escasez de alumnos, por una parte, Y la falta de medios de subsistencia, por otra. Si bien el Superior Gobierno de la Provincia había otorgado 25 becas de cuarenta pesos anuales cada una, esa suma resultó del todo insuficiente para atender a los gastos de manutención y arreglos que fueron menester, y los primeros Hermanos tuvieron que soportar los duros aguijones de la estrechez y pobreza a que estaban reducidos. Con todo, jamás decayó en ellos el ánimo y el buen humor, abrazando esa prueba con alegría, como siendo prenda segura de éxito para el porvenir. Los acontecimientos posteriores confirman con elocuencia de que sus esperanzas no fueron defraudadas, y que lo que sembraron en el dolor, dió frutos sabrosos que recogieron con alegría.


En ese mismo año de 1905, los Hermanos trabajaron, a pesar de la escasez de alumnos y de recursos, con un celo verdaderamente admirable, de tal manera que el Colegio dejó sentado un sólido prestigio, no sólo por el valor pedagógico de la enseñanza, sino por el cambio radical que se había operado en los niños bajo esa disciplina sabia y prudente que es característica de los hijos de San Juan Bautista de La Salle.

Dos hechos llamaron poderosamente la atención en el año citado y despertaron el entusiasmo y el interés entre las familias: fueron las fiestas de Primera Comunión y la solemne Distribución de Premios, esta última al finalizar el año escolar; ambas fueron presididas por el Excmo. Sr. Obispo. En Santa Fe jamás se habían visto fiestas de esa naturaleza, preparadas con tanta solemnidad y buen gusto, y ello produjo el mejor efecto y dejó la impresión más favorable entre cuantos las presenciaron. Todo ello vino a cimentar el crédito del Colegio, dando por resultado un aumento considerable del alumnado en los años subsiguientes.

Tampoco pasó inadvertido en el campo de los negocios, los sólidos y bien fundamentados principios de comercio que hablan recibido los alumnos de Primer Año Comercial, lo que motivó elogiosos comentarios entre las personas del ramo, y esto vino a confirmar a la Dirección en la idea de establecer definitivamente en el Colegio el Curso Comercial completo, idea que fue aplaudida y tuvo la más amplia aceptación en las esferas comerciales de Santa Fe.

SISTEMA ACADEMICO

 

© 2010 Colegio La Salle Jobson - Santa Fe, Argentina - Santa Fe Planet :: Creative Workstore